MÁS MOTIVOS PARA LA HUELGA FEMINISTA DEL 8 DE MARZO 2019

Somos mujeres y presas. Así que lo tenemos bastante jodido porque somos invisibles por partida doble. Sin embargo, a pesar de estar encerradas no somos ajenas a lo que ocurre ahí fuera y os podemos asegurar que nos emociona ver cómo tantas mujeres seguís llenado las calles.

Desde aquí queremos aportar nuestro granito de arena y daros más motivos aún si cabe.

Porque motivos para parar nos sobran… y las razones y fuerzas para coger impulso se multiplican ante nuestros ojos.

Como presas políticas y militantes feministas os queremos transmitir nuestra realidad entre estos muros donde las desigualdades entre mujeres y hombres son otros de sus pilares fundamentales. Las mujeres presas seguimos sufriendo una doble estigmatización. Así, aquí dentro también, las mujeres que se rebelan y no cumplen las normas para ellas establecidas es doblemente castigada, como presa y como mujer. La cárcel, como sabéis, está hecha por los hombres y para los hombres. Las mujeres seguimos sin existir en las instancias y demás documentos que tenemos que rellenar a diario, donde somos “los internos”. Tampoco tenemos los mismos espacios que ellos, no nos distribuyen como a ellos. En todas las cárceles el Estado español hay módulos de enfermería y tercer grado para hombres, en muy pocas prisiones existen para mujeres. Esto hace que las mujeres tengamos que vernos obligadas a ser cuidadoras de otras mujeres (muchas de ellas gravemente enfermas física y psicológicamente), que a muchas otras se les retrate el tercer grado hasta la condicional, o que se vean obligadas a trasladarse de cárcel para obtenerlo. La vestimenta de las mujeres presas siempre está sujeta a la censura (tanto propia como ajena) bajo la premisa traslada una y otra vez de que podemos “provocar a los internos” señalándonos y acusándonos previamente de cualquier conducta de acoso o agresión que podamos sufrir por su parte.

Las actividades que nos organizan en los módulos de mujeres siguen siendo las mismas que las de los colegios católicos: peluquería, costura, baile… y en las pocas actividades mixtas el control siempre se dirige hacia las mujeres, para que no olvidemos que debemos comportarnos en todo momento como “dios manda”.

La exigencia de orden y limpieza es mayor sobre nosotras mientras que las tareas estereotipadas sigue reproduciéndose: mujeres a la limpieza, y hombres a mantenimiento.

… y ni se os ocurra ser madres porque al ser presa política te señalarán constantemente y te harán sentir mala madre porque has abandonado a tus criaturas. Actualmente solo hay tres cárceles en el Estado español con módulos de madres, así que si decides optar por el ejercicio de la maternidad estando en prisión te toca elegir: o sacas a la criatura siendo bebé o acabas a cientos de kilómetros de tu gente. A esto se le añaden las dificultades que tenemos para mantener el vínculo con nuestras hijas e hijos menores: horarios de comunicaciones imposibles y escasos sin tener en cuenta las necesidades de las criaturas y salas de comunicación que no están adaptadas para realizar estos encuentros con menores.

Tampoco nos libramos de agresiones y de abusos. A lo largo de nuestros años presas hemos podido ser testigas de múltiples de agresiones a compañeras presas tanto por parte de funcionarios, como de sus parejas, como de otros presos. Agresiones que, en su mayoría, siempre son silenciadas.

Estos son solo algunas de las expresiones de desigualdad que vivimos diariamente las mujeres presas encerradas en este espejo del patriarcado que es la prisión. Sumamos nuestras razones a todas vuestras razones para secundar sin paliativos esta Huelga Feminista.

Así que salid a la calle, vosotras que podéis hacerlo, gritemos bien alto para que nos escuchan quienes nos invisibilizan, nos niegan y nos menosprecian.

Ya no pueden pararnos. La revolución, y el cambio, serán feministas o no serán.

Un abrazo enorme para todas y un recuerdo inmenso para las que ya no están. Sin ellas nunca hubiéramos llegado hasta aquí.

GORA BORROKA FEMINISTA!

 

                                                                                                                  Alizia Saenz de La Cuesta                                                                                                                            Presa política vasca.                                                                                                                        C. P Castelló (mujeres)                                                                                                                          Febrero 2019

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s